lunes, 1 de julio de 2013

Cine y trabajo


En la pecera/oficina conviven especies diferentes
Las experiencias laborales marcan nuestras vidas, nuestra personalidad. Es lo que le sucedió al director de Pecera (2011, Carlos Bouvier), que se inspiró en sus vivencias en el mundo del trabajo para realizar estos doce minutos muy bien aprovechados (el film se hizo con el dinero de la indemnización de un despido improcedente). En Pecera el trabajo es el protagonista absoluto, y en los tiempos actuales de crisis este cortometraje pone sobre la mesa cuestiones urgentes: la falta de empleo y la especulación del mismo, la precarización de las contrataciones, la ausencia de diálogo entre asalariados y responsables, la escasez total de oportunidades. En Pecera se plantea que todos tenemos la espada de Damocles sobre nuestra cabeza, hoy en día nadie puede dar por seguro su puesto de trabajo.

O tú o yo

Otra idea desasosegante del film es que el ambiente laboral está tan enrarecido en nuestros días que en los escasos metros de una oficina tenemos que convivir con compañeros que no van a dudar en quitarnos de su camino para salvarse ellos mismos. "O tú o yo" es un razonamiento alejado de la ética y la honestidad, la ley del más fuerte (se despide al que asume renunciar, no al improductivo), y subrayarlo claramente ha sido uno de los motivos por los cuales el cortometraje ha ganado tantos premios.

Se despide al que asume, al que está dispuesto a firmar

La trama se desarrolla en una sucursal de una empresa de empleo temporal, su directora Lola recibe una llamada de su Jefe de zona para tratar un asunto inaplazable. Los despidos improcedentes están siendo muy costosos para la empresa, de manera que hay que convencer a los empleados a que renuncien a su trabajo firmando los finiquitos sin pleitear. Lola puede perder su puesto de directora, por lo cual está dispuesta a luchar a muerte por defender su trabajo. Para ello va a entrenar muy bien a sus dos ayudantes en Recursos Humanos, ya que deben estar preparadas para tener la sartén por el mango.

Un combate dialéctico entre empleadas
EN CLASE DE ESPAÑOL
El cortometraje Pecera nos ofrece una buena oportunidad para reflexionar sobre el mundo del trabajo en la actualidad y los cambios socio-laborales que se están produciendo en esta primera década del siglo XXI. El léxico que se utiliza en el film es muy variado y puede resultar muy interesante por su especificidad (trabajo, trabajador, laboral, profesión, profesional, técnico, puesto, contrato, finiquito, oficina).
Con todo, lo que más nos interesa aquí es analizar los patrones comunicativos que se establecen entre los interlocutores en el contexto laboral, quién marca las distancias, el registro formal/informal, los gestos, las miradas, y quién es el que lleva la batuta en la interacción. Es importante determinar también cuál de los interlocutores en un contexto laboral en el que las jerarquías están muy bien delineadas (director, jefe, responsable, empleado) está más preocupado por el conflicto en una conversación, quién es susceptible de convertir un malentendido en un argumento a favor/en contra.

PREMIOS  
- Premio Roel de Oro al Mejor Cortometraje de Ficción Nacional en el XIX Certamen Nacional de Cortometrajes de Medina del Campo
- Premio Onofre al Mejor Guión en el Festival Ibérico de Badajoz
- Tercer premio al Mejor Cortometraje, Tabernas de Cine
- Premio del Público en el Festival de Cortos Actúa 2011
- Camila Bertone, Premio a la Mejor Actriz en el Festival Digital "El Sector"
- Gema Santoyo, Premio a la Mejor Interpretación en el Festival Ikuska 2011.

Le metteur en scène de Pecera (2011, Carlos Bouvier) s'est inspiré de ses expériences dans le monde du travail pour réaliser ces douze minutes très bien réalisés (le film il s'est fait avec l'argent de l'indemnisation d'un licenciement inconvenant). Dans Pecera, le travail est le protagoniste absolu, et dans les temps actuels de crise économique ce court-métrage remette tout en question: la faute d'emploi et la spéculation du même, la précarisation des embauches, l'absence de dialogue entre des salariés et responsables, la pénurie totale d'occasions.
The Director of Pecera (2011, Carlos Bouvier) was inspired in his life to realise these very well made twelve minutes (the film was done with the money of the compensation of a dismissal with prejudice). In Pecera the work is the absolute protagonist, and in the current times of economic crisis this short film puts on the table some urgent questions: the unemployment and the employ speculation, the precarización of the contractings, the absence of dialogue between employees and business responsibles, the total shortage of opportunities.