lunes, 15 de julio de 2013

Estereotipos negativos

Ageism/Edaísmo: creencias y estereotipos contra los mayores
Los estereotipos negativos son una patología social. Los estereotipos se basan en generalizaciones, son representaciones mentales que surgen a partir de percepciones, rumores, conflictos, y se expanden con rapidez afectando a colectivos, objetos o categorías sociales. Un tipo de estereotipos negativos bastante arraigado en la cultura española son los que existen sobre la vejez. De ello trata el cortometraje Él nunca lo haría (Arnatz Zuazua, 2009), 14 minutos de dura ironía, un humor difícil pero necesario.


¿Quieres un abuelo? pues ve a la "Abuelera" Municipal

La vejez es bien considarada en las culturas orientales, la china o la japonesa, y en las tradiciones judía y árabe. Sin embargo, en nuestro ámbito cultural se asocia la vejez a la pérdida de facultades físicas e intelectuales, a la dependencia, a la decadencia, y con estas visiones negativas y simplificadas se ha creado una imagen de los ancianos que impide que se les perciba como una población diversa en la que existen personas que mantienen un nivel de vida satisfactorio. Ello da lugar en el mundo occidental a una ausencia de comunicación entre generaciones: no nos interesamos por los modos de sociabilidad de los mayores, ni por cuidar sus lugares o espacios vitales, ni por reconocer sus códigos, preferencias, hábitos. La antropóloga Margarita del Olmo subraya que los estereotipos expresan, principalmente, nuestra relación con un grupo, de manera que con los estereotipos más que describir a los otros describimos nuestra relación con ellos.


Todo el día detrás de ti

Precisamente, este es el juego de espejos que se propone en Él nunca lo haría, al plantear con crudeza que la relación que establecemos con nuestros abuelos es comparable a la que tenemos con las mascotas. Como si fuera un capricho, Laura pide a los Reyes Magos un abuelo. Cuando el abuelo llega a casa todo son problemas, no obedece a la familia, no es ordenado, necesita cuidados alimenticios e higiénicos, hay que sacarle a pasear, es travieso y desinhibido, incluso demasiado cariñoso, y encima a Laura le da alergia. Cansados de tener que estar pendientes todo el día del anciano, los padres de la niña deciden abandonarlo. De ahí el título del cortometraje, ya que "Él nunca lo haría" es el célebre eslogan de la Fundación Affinity contra el abandono de perros.


Te abandonamos a tu suerte
EN CLASE DE ESPAÑOL
En la cultura española existen muchos estereotipos y clichés sobre el cárácter y comportamiento de las personas según sus distintos orígenes y procedencias peninsulares. Con frecuencia escuchamos caracterizaciones de una persona como "muy catalana" (por tacaña), "muy madrileña" (fanfarrona, chula), o "muy andaluza" (astuta, vivales). Estas imágenes están muy fosilizadas en nuestra cultura, y son difíciles de borrar ya que responden a asociaciones que se transmiten eficazmente en la comunicación y, en cierto modo, responden a un intento de explicación colectiva de las diferencias culturales. Estos estereotipos orientan nuestra conducta, ya que solemos actuar en consecuencia. En todas las sociedades existen este tipo de estereotipos locales o regionales (muchas veces sobre el eje norte-sur), esta es una buena oportunidad para reflexionar sobre los estereotipos en otros países y culturas, para ponerlos en comun y ser conscientes de sus limitaciones.


PREMIOS:
Premio a Mejor cortometraje en la Semana de Cine Español de Medina del Campo
Premio del Público en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia
Premio a mejor guión del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche
Premio Canal+France en el Festival International de Cinéma Méditerranéen de Montpellier (Francia). 
VII Festival de Cine y Derechos Humanos  (San Sebastián, 2009)International Film Festival de Tel Aviv (junio 2013)