viernes, 6 de diciembre de 2013

Nuevos tiempos, viejos problemas

Para una adicta los demás ya no cuentan
A punto de terminar el año 2013 abordamos un problema que, aunque antiguo, no por ello ha dejado de ser importante: las adicciones. En el cortometraje Exprés (Daniel Sánchez Arévalo, 2003) se pone sobre la mesa el efecto nocivo que una adicción a la droga causa en la vida familiar, en las relaciones personales, en la salud. Al cabo de una década de este nuevo milenio, las drogas son una de las tantas adicciones que merman nuestras capacidades, ya que nuevas dependencias se han instalado sin freno en la sociedad.

Antes de la droga

En el cortometraje Exprés queda claro que una madre es capaz de darlo todo por su hija, o casi todo. El dúo de Ana Wagener (madre) y Natalia Mateo (hija) es magistral, en los pocos minutos que dura el film (3'30) la intensidad de la violencia que está instalada entre ellas es percibida inmediatamente por el espectador: la hija extorsiona tanto a la madre que ya no queda nada en la casa, ni siquiera afecto; por su parte, la madre está tan impotente que ya no puede retener ninguno de los objetos necesarios en el hogar, dejando que la hija los vaya vendiendo. Ambas están despeinadas, con aspecto desaliñado, caras cansadas y voces quebradas. Es muy impactante la imagen acelerada del salón de la casa antes (lleno de objetos bonitos y acogedores) y después de la droga (vacío).


Después de la droga

La adicción ha arrasado la vida de estas dos mujeres, la de la más joven por sufrirla en primera persona y la de la segunda por no haberla podido evitar. Es por ello que las dos han perdido esta partida, tanto la madre como la hija: la hija es capaz de cualquier cosa por conseguir droga, y la madre se plantea librarse del problema a cualquier precio. De ahí que el título del cortometraje nos anuncie la clave de su desenlace: la olla exprés, un "regalo" que la hija hace a su madre a cambio de otro electrodoméstico que poder vender, se convierte en un arma mortal.


EN CLASE DE ESPAÑOL
Somos capaces de hacer cualquier cosa
En la actualidad son muchas las adicciones que impiden llevar una vida normal a muchas personas, es importante reflexionar en clase de español sobre las que se dan en cada sociedad con más fuerza. En la sociedad española actual las drogas siguen haciendo estragos entre la juventud, también en un buen sector de la población adulta. No podemos decir que es el mismo tipo de personas que cayeron en la droga en las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado, sino en sectores de la población muy vulnerables a los mensajes consumistas que circulan en los medios de comunicación. En clase de español es interesante también destacar que los dispositivos digitales en estos primeros años del siglo XXI están haciendo muchos adictos al móvil, a los SMS, también a las redes sociales. Para designar esta realidad, podemos usar expresiones como "whatsup-adicto", "tele-dependiente", "móvil-adicto".

Tercera protagonista

PREMIOS
Premio del Jurado en el Festival Notodofilmfest
Cortometraje Invitado en el FIBABC-Festival Iberoamericano de Cortometrajes 
Festival de Cine Comprimido