lunes, 23 de junio de 2014

Infoxicación

De los rituales de la vida social a la sociedad del simulacro

La sobrecarga informativa nos abruma, hay demasiada información en la red y además nosotros no hacemos más que subir información a las redes sociales: selfies en Twitter, fotos de viajes en Facebook, platos exóticos en Instagram, el caso es compartirlo todo y convertir nuestra vida en un simulacro tal y como preconizó hace algunas décadas Jean Baudrillard; según el sociólogo francés en las sociedades avanzadas actuales todo tiende a degradarse y pasar a ser espectáculo u objeto de consumo. Pero, cuando decimos "todo" ¿nos referimos, realmente, a "todo"? El cortometraje Una cuestión de etiqueta (Roger Villaroya y Mario Rico, 2014) nos muestra una situación límite en la cual nos planteamos si cualquier momento de nuestra vida puede ser subido a la red -un funeral- y los riesgos de la dependencia a las redes sociales.

Duelo entre los que más te quieren

En el cortometraje Una cuestión de etiqueta es sobresaliente el diálogo entre el hermano de un muchacho fallecido y el mejor amigo. Los primeros planos del joven son muy expresivos y nos transmiten con mucha fuerza todos los sentimientos que experimenta al descubrir que se ha subido a la red una imagen del cadáver de su hermano durante el funeral. Hay gags visuales de sorpresa, indignación, rabia. Las dosis de humor negro se comienzan a servir al espectador cuando el mejor amigo empieza a excusarse y explicar los motivos que le han llevado a subir a Facebook una foto del funeral, con sus argumentos comprendemos que el chico fallecido también era adicto a las redes sociales.

I like

Ante la exigencia del familiar de borrar la fotografía de la red social, el mejor amigo accede. No obstante, antes de borrar la foto nos ofrece el último de los golpes o chistes negros: la revelación de que la madre del chico durante el funeral ha hecho click en la foto con "me gusta", ya que a ella le ha parecido bien ver en Facebook el cadáver de su hijo y por eso ha hecho I like.




"Te acompaño en el sentimiento",  ¿esto se dice en la red?

EN CLASE DE ESPAÑOL
La dependencia de las redes sociales es un problema de total actualidad, con Una cuestión de etiqueta se puede debatir sobre el grado de uso de las mismas por parte de los estudiantes: con qué frecuencia se consultan, se suben y comparten contenidos en Internet. Una pregunta interesante que puede hacerse en clase de español es la de qué acontecimientos, celebraciones y eventos son los favoritos para compartir (fiestas familiares, académicas, bodas, cumpleaños, viajes) y qué grado de satisfacción se alcanza al ver cuántas personas han visto ese contenido. Por otra parte, resulta interesante reflexionar sobre los usos de la palabra "etiqueta" en la actualidad: "etiquetar" un contenido en Internet no es lo mismo que "ir de etiqueta", es decir, vestir una ropa formal adecuada a una celebración concreta.

PREMIOS
Ganador al Premio Mejor Guión en la XII Edición del Festival Jameson Notodofilmfest y Premio Distribución.

The short film "Una cuestión de etiqueta" shows us an extreme situation in which we can ask ourselves whether any moment of our life can be uploaded to the web -a funeral- and the risks of dependency on social networks.

Le court-métrage "Une cuestión de etiqueta" nous montre une situation extrême dans laquelle nous nous demandons si tout moment de notre vie peut être téléchargé -funérailles- et les risques de la dépendance sur les réseaux sociaux.