sábado, 24 de noviembre de 2018

Ni una menos

Todos contra la violencia de género
Las campañas de sensibilización son importantes, contribuyen a tomar conciencia de problemas que para muchas personas son invisibles, no existen o, simplemente, no están en su esfera de interés. En ocasiones, el arte se suma a ellas para impulsarlas con fuerza. Así, el cortometraje El orden de las cosas (José Esteban Alenda y César Esteban Alenda, 2010) muestra una historia en clave metafórica para llamar nuestra atención sobre un problema social que urge resolver: la violencia de género. El 25 de noviembre es el Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer.



La gota que colma nuestra paciencia
Durante todo el film, la mujer -Julia- está metida en una bañera que representa un mundo cerrado del cual no puede escapar; del grifo cae, gota a gota, el agua que la sumerje y atrapa. El agua de la bañera sube de nivel, más y más, mezclándose con las lágrimas de Julia y escondiéndolas a los demás. El agua también oculta a la vista las marcas de golpes en el cuerpo de la mujer. Como espectadores nos damos cuenta, sin embargo, de que el dolor no se diluye.

El cinturón (valores tradicionales)/La bañera (refugio y prisión)

En el cortometraje se expone con claridad que el marido de Julia, Marcos, maltrata a la mujer mientras busca su cinturón (símbolo de la cultura machista, transmitida de generación en generación, de padres a hijos). El hijo de ambos, Marquitos, es testigo de esta búsqueda cruel y vemos cómo se va haciendo mayor sin que las cosas cambien en casa. La mujer está indefensa y secuestrada en su propia vida.


Como decía mi padre, como hacía mi abuelo
Lo más sorprendente es la actitud de la familia del marido, ya que todos justifican el maltrato y culpabilizan a la mujer por su sufrimiento. La observan sin ningún tipo de empatía, incluso la hermana de Marcos, que anima a su hermano a continuar defendiendo los valores obsoletos que les fueron transmitidos por las generaciones precendentes. El maltratador es un personaje contradictorio, al que comprende su familia y la sociedad, logrando que Julia se quede sola y aislada sin opciones de salvación.

Mujeres y hombres, caminemos juntos

EN CLASE DE ESPAÑOL
Es importante desarrollar la competencia intercultural de los estudiantes a través de temáticas relevantes en nuestra época, como la lucha contra la violencia contra la mujer. El visionado de este cortometraje en clase puede ser importante para tomar conciencia de un problema que no conoce fronteras y contra el cual todas las sociedades están adoptando medidas. El profesor puede preguntar después del visionado: "¿Qué medidas hay en tu país?", "¿Conoces algún caso cercano?", explíca tu punto de vista.
La violence sexiste est un problème qui nécessite l'engagement de toutes les sociétés.
Gender violence is a problem that requires the commitment of all societies.