domingo, 16 de diciembre de 2012

Soñadores de sirenas

Mitad realidad, mitad sueño
En su cortometraje Sirenas (1994) Fernando León de Aranoa nos muestra que los sueños permiten a los soñadores escapar de la dureza de la vida cotidiana, y mucho más a las personas de humilde condición social.

En este lírico cortometraje se aprecia la alianza, más allá de las generaciones, entre un viejo pescador en tierra firme que sueña con el mar y su joven nieto, que sueña con el amor juvenil de su vecina, atada a su silla de ruedas.

Soñando con la sal de la vida
El viejo marinero se siente como "un pez en el monte" en la gran ciudad, su sordera le permite aislarse de todo lo que no le gusta de su realidad: el materialismo y mala educación de su yerno, las estrecheces en las que vive su hija, la ausencia de su mujer que ya hace años que murió. La instalación de unos audífonos serán el detonante de un desenlace, que todos comprendemos y con el que nos identificamos desde el fondo de nuestro corazón.

EN CLASE DE ESPAÑOL
Son muchas las temáticas que nos propone este cortometraje, destacamos en clase de español los dobles sentidos que se utilizan para elaborar la narración cinematográfica:
1. SIRENAS: a. seres mitológicos, mitad mujer y mitad pez, que con su canto atraen fatalmente a los marineros. b. dispositivo que emite un sonido fuerte para avisar de una emergencia. c. Mujeres de vida licenciosa.
2. ESPINAS: a. partes del esqueleto de un pez. b. problemas, expresiones: TENER UNA ESPINA CLAVADA (un problema de difícil solución), DAR MALA ESPINA (sospechar).